Los retos que nos depara esta situación de incertidumbre de regreso a clases, requieren del trabajo colaborativo a través del diálogo y de la participación horizontal como principio del aprendizaje dialógico que guíe la construcción de estrategias para ofrecer ambientes que favorezcan el aprendizaje de las niñas, niños y adolescentes.