“Una comunidad de aprendizaje que vive la cultura del cuidado del ser y del planeta”

Durante todo este ciclo escolar hemos transitado una ruta hacia la conformación de las comunidades de aprendizaje en y para la vida; desde Recrea apostamos a que cada colectivo escolar incursione en los principios del aprendizaje dialógico y hoy más que nunca, tenemos la oportunidad de hacerlos vida.
Esta sesión extraordinaria requiere de acciones tomadas de manera reflexiva y crítica a partir de las condiciones de contingencia que vive nuestro estado, el país y el planeta, y cómo esto impacta la vida escolar, familiar y a la sociedad. Justamente esto es educar en y para la vida: educar para el desarrollo de habilidades que se aplican en la vida y en cualquier condición como la que estamos viviendo hoy; educar en la vida, requiere potenciar las experiencias que cada individuo o colectivo vive para que se conviertan en aprendizajes.
La diversidad de las escuelas requiere que esta guía sea como siempre, orientadora y flexible a partir de cada contexto, porque cada colectivo que aspira a convertirse en una verdadera CAV requiere una autonomía responsable y centrada en la mejora de los aprendizajes y de la vida de todos.
Lo que acabamos de abordar durante la sesión 5 de la fase ordinaria, desde la pedagogía del cuidado del ser y del planeta, nos permite hacer vida su sentido formativo durante esta condición de contingencia, al fortalecer la responsabilidad individual y colectiva.